Ronda Divisional de la AFC 2016

Escrito por Orson Ge
enero 19, 2017

Concluyó la ronda divisional de la AFC con victorias de los Patriots y Steelers sobre Houston y Chiefs. ¿Qué aprendimos de sus duelos y qué podemos esperar en la final de la AFC?

Concluyó la Ronda Divisional de la AFC. En los últimos 13 años, solo cuatro QB han llegado Conferencia Americana en el Super Bowl: Tom Brady (5), Payton Manning (4), Ben Roethlisberger (3) y Joe Flacco (1). En 2017, la lista no se hará más larga. Brady buscará mantenerse en la punta de esta lista mientras que “Big Ben” aspira a igualar al legendario Payton Manning, quien sumó dos apariciones en los controles de los Indianapolis Colts y dos más con los Denver Broncos.

En ambos partidos, las deficiencias ofensivas definieron a los perdedores de los encuentros mientras que las cuatro defensivas en cuestión hicieron su trabajo.

 

Houston Texans 16 – 34 New England Patriots

No existen los días de campo en Playoffs. Quien pensaba que el partido sería un mero trámite por la abismal diferencia que hubo entre ambos equipos en temporada regular estaba en un error. Los Patriots apenas estuvieron 4 puntos arriba de los Texans al medio tiempo.

Si bien es cierto que en ningún momento los “Pats” tuvieron que emplearse a fondo ni se vieron abajo en el marcador, la defensa de los Texans se mostró sólida en momentos con 2 intercepciones (mismo número registrado por Tom Brady en toda la temporada) y permitiendo apenas tres touchdowns; una de las anotaciones de Patriots corrió a cargo de los equipos especiales.

El QB Tom Brady se movió con soltura por todo el emparrillado, acumulando 287 yardas y dos pases de anotación. Conectó con el WR Julian Edelman en 8 ocasiones para 137 yardas, promediando 17.1 yardas por pase.

Del lado contrario, el QB Brock Osweiler – objeto de deseo en pretemporada – sigue dejando serias interrogantes tras tener otro juego mediocre. Consiguió 197 yardas y un pase de anotación, pero también tuvo 3 intercepciones.

A nivel defensivo y sin hacer mucho ruido, la defensiva de Nueva Inglaterra mostró por qué es considerada como una de las mejores escuadras. El sistema del DC Matt Patricia luce impecable con un perímetro donde los CB Malcolm Butler y Logan Ryan lucen invencibles y que forzó al WR DeAndre Hopkins a buscar zonas intermedias sin éxito. El LB Dont’a Hightower emerge como dueño y señor de la parte central por detrás de la línea mientras que los DE Trey Flowers y Alan Branch ejercen constante presión sobre el mariscal rival y cierran huecos en acarreos rivales.

La defensiva texana no extrañó al DE J.J. Watt, ya que el también DE Jadeveon Clowney se nota cada vez más dominante. Fue escoltado por los LB Whitney Mercilus y Brian Cushing que con gran instinto se movieron para apoyar en coberturas o cerrar los espacios creados por linieros rivales. Será muy interesante ver a esta defensiva completa la temporada entrante. No obstante, los Houston Texans tendrán que trabajar horas extra en la ofensiva para equilibrar el desempeño del equipo.

New England se medirá en la final de conferencia ante un rival conocido con la ventaja de jugar en casa. Muchos creen que si algún equipo puede pelear contra los Patriots es justamente Pittsburgh, un rival canchero con colmillo y acostumbrado a jugar en enero.

 

Pittsburgh Steelers 18 – 16 Kansas City Chiefs

Mucho se esperó de este duelo durante la semana, para muchos analistas el más difícil de descifrar debido a que una defensiva dominante como la de Kansas City se enfrentaba al tridente ofensivo más peligroso de toda la liga.

Algunos pensábamos que el duelo se definiría justo en el otro lado, con la defensa de Pittsburgh enfrentando al QB Alex Smith. Quedó claro que Smith es un excelente administrador y un estratega dentro del campo, pero también que su experiencia en la NFL no basta para dar el salto al siguiente peldaño de postemporada.

Los Pittsburgh Steelers ganaron este duelo sin anotar un solo touchdown, pero estableció el récord de más goles de campo registrados en un partido de postemporada cortesía de Chris Boswell (6). El RB Le’Veon Bell volvió a registrar un juego notable tras conseguir 170 yardas mientras que el QB Ben Roethlisberger y WR Antonio Brown se combinaron para un total de 332 yardas por aire.

La discreta actuación de la ofensiva de Kansas no pudo demeritar la gran exhibición del LB Ross Cockrell y LB James Harrison, quienes cerraron la puerta a jugadas de corrida y pasas al “flat” dirigidos al TE  Travis Kelce. Kelce finalizó el partido frustrado tras una pobre actuación de 77 yardas.

El juego se mantuvo cerrado la mayor parte del tiempo e incluso estuvo a punto de empatarse tras la anotación de RB Spencer Ware. Sin embargo, la conversión de dos puntos que se había conseguido fue anulada por castigo (holding) del OT Eric Fisher sobre LB James Harrison. Esto definió el marcador final puesto que en su segundo intento Kansas City no pudo avanzar las yardas necesarias para llegar a zona de anotación y enviar el partido a tiempo extra.

En definitiva, las defensivas locales cumplieron con las expectativas al mantener a sus rivales a menos de 20 puntos. Bien dicen que las defensivas ganan campeonatos. Pese a todo, los LB Ramik Wilson y Justin Houston de Kansas City se combinaron para obtener 13 tacleadas; a su vez, el SS Eric Berry se hizo sentir en zonas profundas.

Steelers se mostró en todo momento como un equipo colmilludo y canchero, un equipo con cabeza fría que provoca a rivales y domina psicológicamente. Tendrán que visitar al equipo mejor entrenado de la NFL: los New England Patriots. Esperen muchos puntos y una prueba de fuego para el HC Mike Tomlin ante la mente maestra del HC Bill Belichick.

Orson Ge

Escrito por Orson Ge

Colaborador de Playmakers Radio sobre la AFC Norte. No encontrarán aficionado más dedicado a los Cincinnati Bengals. También escribe en su blog Emparrillado.mx

DESTACADOS