NFL Draft 2017: James Conner, el corazón de Pitt

Escrito por Rodolfo Jacinto González
febrero 23, 2017

James Conner ha superado infinidad de obstáculos para ganar un lugar en el Draft del 2017. ¿Cuál serán sus fortalezas, debilidades y potencial en la NFL?

El corredor James Conner es una historia de supervivencia y entrega como pocas. Tras vencer grandes adversidades se reporta listo para el Draft del 2017. ¿Cuáles serán sus fortalezas, debilidades y potencial en la NFL?

Historia

James Conner estudió y jugó en la preparatoria en McDowell High School en Pensilvania como corredor y liniero defensivo. En su última temporada acarreó el balón 155 veces para 1,680 yardas y 26 TDs, un promedio de 10.8 yardas por acarreo. Fue considerado el 13vo mejor prospecto de Pensilvania y el 26vo ala defensiva de la nación por el sitio web Rivals. Aceptó la oferta de la Universidad de Pittsburg en el 2012.

Producción colegial

Acarreos Recepciones
Temporada Partidos jugados Intentos Yardas Yardas x acarreo Acarreo más largo TD Rec. Yardas Yardas x recepción Recepción más larga TD
2013 12 146 799 5.5 45 8 3 33 11.0 13 0
2014 13 298 1765 5.9 75 26 5 70 14.0 40 0
2015 1 8 77 9.6 40 2 1 7 7.0 7 0
2016 13 216 1092 5.1 40 16 21 302 14.4 55 4
Carrera  39 668 3733 0 75 52 30 412 0 55 4

James Conner pidió a su entrenador Pat Narduzzi que lo utilizara como corredor por la ausencia de talento en la posición, lo cual aceptó. Respondió a esa confianza con casi 800 yardas y 8 TDs por tierra. Tuvo su mejor año en el 2014 con 1,765 yardas en casi 300 acarreos, pero lo más destacable fueron las 26 anotaciones que dejó como récord de la ACC. Fue nombrado First Team All-American (AFCA), Jugador del Año de la ACC y First Team All-ACA esa temporada.

No obstante, el 2015 fue sumamente cruel para James Conner. El 5 de septiembre se rompió el ligamento colateral medial (MCL, en inglés) en el primer juego de la temporada contra Youngtown State… pero eso fue lo de menos. También se le diagnosticó linfoma de Hodgkin durante su rehabilitación, lo cual lo apartó del campo y lo obligó a luchar por su vida. “Elijo no temer al cáncer… volveré a jugar fútbol,” dijo en diciembre de 2015 al anunciar su enfermedad. Tuvo que resistir 12 sesiones de quimioterapia. Asimismo, se mensajeaba constantemente con el S Eric Berry de los Kansas City Chiefs, otro sobreviviente de cáncer. Entrenó tanto como su cuerpo se lo permitió en esa oscura etapa, misma que terminó cuando recibió la siguiente llamada de su doctor.

Fue así como James Conner regresó a los emparrillados. Aunque su producción del 2016 no igualó la del 2014, mantuvo un promedio por acarreo superior a las 5 yardas y mejoró sus prestaciones como receptor (21 en 2016 vs 9 de 2013 a 2015). Terminó su carrera en Pitt siendo el 2do en yardas terrestres, 2do en anotaciones (56), 2do en anotaciones terrestres (52) y 3ro en puntos anotados (338) en el registro histórico. También fue reconocido con el Disney Sports Spirit Award a la figura colegial más inspiradora, el Brian Piccolo Award al jugador más valiente de la ACC y el Regreso Colegial del Año de Pro Football Focus.

Reporte de scouteo

Edad: tendrá 22 años en diciembre de 2017.

Tamaño – 6’1, 233lbs.

Cada atributo fue calificado bajo la métrica de Greg Gabriel y National Football Post: 9 – raro; 8.5 – de excepcional a raro; 8 – excepcional; 7.5 – de muy bueno a excepcional; 7 – muy bueno; 6.5 – de bueno a muy bueno. Si cualquier atributo recibe una calificación menor a 4, el jugador no tiene talento suficiente para jugar en la NFL.

Las calificaciones se otorgaron estudiando la actuación de Conner contra UNC (2014), Houston (2014), Miami (2014), Penn State (2016), Virginia Tech (2016) y North Carolina (2016). Puedes encontrar estos juegos en draftbreakdown.com

Rapidez, agilidad, balance  7 Acarreos exteriores  6
Fuerza y explosión  8 Visión/instintos  7.5
Alerta mental  6.5 Elusividad  6
Competitividad  8 Manos  6
Rapidez inicial  5.5 Rutas de pase  5
Acarreos interiores  7.5 Bloqueo  6.5

Fortalezas

Corredor poderoso con pies ligeros y balance impropio para su tamaño. Ágil en espacios reducidos. Rompe tacleadas con facilidad, protege el balón con dos manos, mueve pilas de hombres y consigues muchas yardas tras contacto. Marca el tono de la ofensiva con su estilo descarado y frontal. Muy difícil de detener en zona roja. Tiene una velocidad extra en campo abierto. Puede doblar las esquinas aunque no es su especialidad. Luchador dentro y fuera del campo.

En el juego aéreo, usado en terceras oportunidades como bloqueador y ocasionalmente como receptor. Tiene buenas manos.

Debilidades

No recuperó su nivel del 2014. Ha combatido lesiones y enfermedad. No parece opción para una ofensiva de bloqueo por zona. Corre demasiado alto, un problema recurrente en corredores de su envergadura. Su tiempo en la prueba de 40 yardas será importante; hay riesgo de que corra arriba de los 4.60 segundos.

Resumen

James Conner es un corredor imponente con una historia atípica. Superó expectativas cada que tuvo oportunidad, regresando en tiempo récord de su lucha contra el cáncer para cerrar una destacada carrera en la Universidad de Pittsburg. Es probable que James Conner sea uno de los nombres más mediáticos conforme nos acerquemos al Draft. Antes de que eso suceda, dejo constancia de que Conner es un corredor inmenso con habilidad para jugar tres downs. La incógnita es si podrá recuperar su mejor nivel, pero dada su ética de trabajo apostaré a que sí.

Calificación final: 6.4

Comparación NFL: Brandon Jacobs

Recomendación de Draft 2017: 4ta ronda en adelante.

Rodolfo Jacinto González

Escrito por Rodolfo Jacinto González

Fundador y locutor de Plan de Juego en 91.5 FM Zona Tres y Playmakers Radio. Especialista en NFL scouting, fantasy foootball y dynasty football.

DESTACADOS