NFL Draft 2017: D’Onta Foreman, la revelación de Texas

Escrito por Rodolfo Jacinto González
febrero 25, 2017

El corredor D’Onta Foreman surgió del anonimato hasta convertirse en uno de los prospectos más productivos en su posición. ¿Cuál será su rol en la NFL?

El corredor D’Onta Foreman no fue nombre conocido en la NCAA hasta la temporada 2016. Siempre hay que tener cuidado con producción limitada a un año, ya que se complica predecir si ese es el verdadero nivel del jugador o si será una anomalía. ¿Cuáles serán las fortalezas, debilidades y potencial de D’Onta Foreman en la NFL?

Historia

Foreman estudió la preparatoria y jugó fútbol americano en Texas City High School como corredor y ala defensiva. Corrió para 4,382 yardas (8.2 yardas por acarreo) y 61 TDs; en su última temporada corrió para 2,102 yardas y 31 TDs. Pesó 217 libras cuando se graduó de la preparatoria, motivo por el cual muchos evaluadores quisieron convertirlo en linebacker. Nunca aceptó el cambio.

Calificado como el corredor #67 de la nación por 247Sports, el #68 por Scout y el #74 por ESPN, su evaluación final fue de tres estrellas. Recibió una invitación para estudiar en la Universidad de Texas junto a su hermano gemelo Armanti, receptor evaluado con cuatro estrellas. Expresó su inconformidad con ese rol secundario; de no ser por su hermano, probablemente no lo hubieran invitado al programa. “Quiero demostrar a mucha gente que se equivocan. Eso fue la gasolina en mi juego”, dijo Foreman. Efectivamente, sentirse ninguneado fue su motivación en la NCAA.

Producción colegial

Acarreos Recepciones
Temporada Partidos jugados Intentos Yardas Yardas x acarreo Acarreo más largo TD Rec. Yardas Yardas x recepción Recepción más larga TD
2014 6 15 73 4.9 34 0 1 7 7.0 7 0
2015 10 95 681 7.2 93 5 5 64 12.8 22 0
2016 11 323 2028 6.3 74 15 7 75 10.7 21 0
Carrera 27 433 2782 6.1 93 20 13 146 13.2 22 0

Los números revelan que D’Onta Foreman no fue factor en su temporada de novato con apenas 15 acarreos para 73 yardas. En su segundo año se perdió dos juegos por una lesión de mano, pero acarreó el balón 95 veces para 681 yardas y 5 TDs.

Todo cambio en el 2016. Se convirtió en el primer Texas Longhorn en superar las 1,000 yardas terrestres desde Jamaal Charles en 2007. Actuaciones impresionantes como sus juegos contra Baylor University (32 acarreos para 250 yardas y 2 TDs), Texas Tech (33 acarreos para 341 yardas y 3 TDs) y la racha de 13 juegos seguidos con más de 100 yardas lo hicieron merecedor del Premio Doak Walker al mejor corredor de la nación, además de All-American por votación unánime y octavo en la votación del Trofeo Heisman. Promedio 184.4 yardas terrestres por juego en el 2016.

Reporte de scouteo

Edad: tendrá 21 años en diciembre de 2017.

Tamaño – 6’0, 233 lb.

Cada atributo fue calificado bajo la métrica de Greg Gabriel y National Football Post: 9 – raro; 8.5 – de excepcional a raro; 8 – excepcional; 7.5 – de muy bueno a excepcional; 7 – muy bueno; 6.5 – de bueno a muy bueno. Si cualquier atributo recibe una calificación menor a 4, el jugador no tiene talento suficiente para jugar en la NFL.

Las calificaciones se otorgaron estudiando la actuación de Foreman contra Baylor, Kansas, Kansas State, Oklahoma y West Virginia en 2016. Puedes encontrar estos juegos en draftbreakdown.com

Rapidez, agilidad, balance 6.5 Acarreos exteriores 4
Fuerza y explosión 6 Visión/instintos 6
Alerta mental 5 Elusividad 5.5
Competitividad 7 Manos 5
Rapidez inicial 4.5 Rutas de pase 4
Acarreos interiores 6.5 Bloqueo 4

Fortalezas

Corredor pesado y productivo en zonas interiores. Paciente al iniciar acarreos. Buena aceleración, balance y cortes en espacios reducidos para su tamaño. Capaz de brincar sobre tacleadores y hacer que reboten de él. Cae hacia adelante. Soportó 30 o más acarreos en semanas consecutivas. Llegó a acarrear el balón 50 veces en un partido. Fue la arma ofensiva más importante de su equipo. Trabajador.

Debilidades

No corre con el poder que se esperaría de un jugador de 250 libras. Necesita que su línea genere espacios para producir. Rara vez ataca las bandas. Poco elusivo. No rompe muchas tacleadas a sus pies. Da pasos extra para cambiar de dirección. No es amenaza de TD en cada jugada. No usa sus manos para neutralizar a defensores. Cometió seis pérdidas de balón en 2016.

Enfrentó a 7 o menos defensores en la caja en 83% de sus acarreos (el promedio es de 70%). Football Outsiders calificó a Texas como la tercera ofensiva más rápida de la NCAA y la 5ta que más jugadas ofensivas realizó por partido, lo cual infló las oportunidades de Foreman. Más que otros corredores, necesitará un esquema personalizado para ser productivo.

No es factor como receptor. Apenas aceptable en protección de pase; múltiples instancias en las que no detectó por dónde venía la carga o se conformó con lanzarlo a los pies en lugar de anclarse y empujar al rival.

Resumen

John Ledyard describe a D’Onta Foreman como un jugador “todo o nada”: es detenido para pérdida de yardas o encuentra un callejón que explota para conseguir buenas ganancias. Comparto su opinión. Veo en D’onta Foreman a un jugador poco emocionante pero confiable, capaz de soportar cargas pesadas de trabajo pero incapaz de expandir su rol a terceras oportunidades. Me preocupa la falta de agresividad; ser corpulento no significa que uses bien tu cuerpo. Por momentos me recuerda a LeGarrette Blount pero con menor creatividad, velocidad y seguridad con el balón.

Gil Brandt D'Onta Foreman

Según Gil Brandt, Foreman ha perdido 10 libras y está trabajando en mejorar como receptor. “Su estilo de juego me recuerda a [Jerome] Bettis saliendo de Notre Dame”, dijo el 20 de febrero de este año. Llegó más ligero al Scouting Combine, tal como prometió. También respeto todas las opiniones, pero sinceramente Bettis no es el primer jugador que recuerdo cuando veo a Foreman.

Hay lugar en la NFL para jugadores del perfil de D’Onta Foreman. Muchos en la comunidad de scouting lo ven como un talento de 2da ronda… yo no. Si ese termina siendo su precio, entonces prefiero esperar dos rondas más por Samaje Perine de Oklahoma o tres por James Conner de Pittsburg.

Calificación final: 6.4. Un jugador colegial sólido con las características para triunfar en el siguiente nivel. Puede convertirse en titular. Lo veo como un buen suplente o parte de un comité.

Comparación NFL: Ron Dayne

Recomendación de Draft 2017: final de 4ta ronda en adelante.

Rodolfo Jacinto González

Escrito por Rodolfo Jacinto González

Fundador y locutor de Plan de Juego en 91.5 FM Zona Tres y Playmakers Radio. Especialista en NFL scouting, fantasy foootball y dynasty football.

DESTACADOS