Tres QBs a evitar en fantasy football

Escrito por Mauricio Gutiérrez
julio 5, 2017

Mauricio Gutiérrez recomienda evitar a tres QBs en nuestras ligas de fantasy football 2017. ¿Cuáles serán?

Es julio y ya estoy emocionado por el Episodio VIII de Star Wars, ¿qué va a pasar con Luke Skywalker? ¿Quiénes son realmente Rey y Snoke? ¿Cómo que es tiempo de acabar con la Orden de los Jedi? Hay tantas incógnitas que me ponen aún más ansioso, pero habrá que esperar pacientemente para descubrir todo esto. Dicen que siempre hay grandes recompensas para quienes saben esperar. La paciencia es una virtud, mis queridos Padawans y Jedis.

Esto aplica en muchas cuestiones. No me digan que prefieren una hamburguesa de cadena comercial de comida rápida a una jugosa hamburguesa hecha 100% de carne. Espero que no. La hamburguesa comercial está lista en 10 minutos, la gourmet quizá tarde media hora. Nuevamente, vale la pena la espera.

Con los QBs pasa lo mismo. No me voy a cansar de repetirlo.

La posición de QB en fantasy football es una de las posiciones más profundas. No hay necesidad de apurarse para seleccionar uno. En una liga estándar, sólo 12 QBs son titulares en una determinada semana. Ir por Aaron Rodgers en segunda ronda no representa una ventaja competitiva semanal, si te lo encuentras en cuarta ronda ya es una historia muy diferente. Hay que seleccionar QBs a su real valor fantasy.

La diferencia de puntos fantasy por juego entre el mejor QB y el doceavo mejor es muy poca, por lo que no se justifica seleccionar un QB en las tres primeras rondas. Los números no mienten.

La diferencia entre el mejor titular y el peor titular no es significativa, al menos no tanto como entre los RBs y WRs.

Así como con Star Wars y la buena comida, es mejor esperar para seleccionar un QB. Al menos es una estrategia que he empleado desde hace varios años y me ha dado buenos resultados.

Como en toda estrategia, hay que saber ciertos detalles para que la misma funcione. ¿Ya estás convencido de que esta estrategia puede ser muy útil? Perfecto, bienvenido al club. Seguramente ahora estas pensando, ok ya está casi fuera de mi cabeza seleccionar a Aaron Rodgers (ADP 2.10), Tom Brady (ADP 3.10) y Drew Brees (ADP 4.03), ¿pero a poco todos los QBs con ADP en rondas medias valen la pena? ¡Por supuesto que no!

Estos son tres QBs que deberás evitar a su costo actual (ADP), los he rankeado por orden de mayor a menor riesgo de convertirse en decepciones esta temporada. Vamos con el análisis:

 

BEN ROETHLISBERGER

ADP 7.11 (QB7)

Aquí es cuando me pregunto ¿qué están leyendo los jugadores de fantasy para justificar seleccionar al Big Ben como el séptimo QB en draft de fantasy? Digo, es verano pero ya regresen de sus vacaciones mentales. Y ya en mi cabeza escucho las voces que susurran “es que ya tendrá de regreso a Martavis Bryant”, “es que son grandes candidatos a estar en la final de la AFC”, “es que cuenta con el mejor RB de toda la liga y eso le ayuda en sus estadísticas”; puros argumentos baratos, disculpen que se los diga pero lo son.

¿Ya te olvidaste que el Big Ben terminó como el QB18 en ligas estándar y como el QB14 en ligas de 6 puntos por TD a QBs? Con decirte que Blake Bortes, si Blake Bortles, tuvo mejores números que el en 2016.

Claro que el regreso de Martavis Bryant le ayudará en sus estadísticas en general, pero nada que justifique tenerlo dentro del top 10 para 2017. Mucho menos para desperdiciar un pick de séptima ronda en el.

Lo que más me preocupa de Roethliberger y debería de preocuparte a ti también es su inconsistencia y el hecho de que se ha vuelto muy propenso a lesiones.

Primero lo primero y lo más importante, consistencia. Esa es una palabra que ha dejado de existir en el diccionario del QB de los Steelers. La última ocasión en que terminó como QB top 10 fue en 2014, lo peor es que en los últimos cinco años esa ha sido la única ocasión en que ha terminado dentro de los diez mejores.

En 2016 solamente fue capaz de rebasar la barrera de los 20 puntos fantasy en cinco de los catorce juegos en los que tuvo participación.

 

Ahora vayamos con sus ausencias por lesión, las cuales cada año desde las últimas dos temporadas han sido más recurrentes. En 2016 se perdió dos juegos, mientras que en 2015 fueron cuatro. Nada te asegura que para 2017 vaya estar en el 100% de los juegos de temporada regular. No hay que olvidar que tiene 35 años.

Ah y a todo esto habrá que agregar esa dualidad que tiene al jugar en casa y de visita. Jugando en Pittsburgh puede lucir como Tom Brady, pero fuera del Heinz Field muchas veces su nivel puede ser comparable al de Ryan Fitzpatrick (ok, quizá exageré pero entendieron el punto).

MEJORES OPCIONES:  Russell Wilson (ADP 7.07), Jameis Winston (ADP 8.10), Marcus Mariota (ADP 9.03).

 

DAK PRESCOTT

ADP 9.07 (QB13)

¡La mejor temporada para un QB novato en la historia de la NFL! ¡Dak Prescott nos pudo haber llevado al Super Bowl y a finales de fantasy football! Si, es probable que estas aseveraciones hayan sido ciertas en 2016. Lástima que el 2016 haya terminado, estamos en 2017 y la segunda temporada de Prescott no será tan excepcional como la primera. Quizá Prescott se convierta eventualmente en un QB de élite y consistente, ¿pero quien nos asegura que no será un Nick Foles, un Vince Young o un Robert Griffin III?

El potencial de Prescott es tremendo, pero estoy seguro que sus números y estadísticas tendrán una regresión importante este año. Es prácticamente imposible sostener en años consecutivos esa consistencia, sólo Rodgers y Brady lo hacen año tras año.

Estos son los números de Prescott en 2016, para quien no los recuerde y se haga el ánimo de que no los veremos en 2017:

A pesar de estos números, Prescott solamente lanzó para más de 300 yardas en dos ocasiones: Semana 11 vs Steelers (319 yardas) y Semana 12 vs Ravens (301 yardas).

Además, otra preocupación debe ser el calendario. Nada favorable pues enfrentará a defensas férreas contra el pase como lo son Giants (dos veces), Broncos, Cardinals, Chiefs, Eagles (dos veces), Chargers y Seahawks.

MEJORES OPCIONES: Jameis Winston (ADP 8.10), Marcus Mariota (ADP 9.03) y Philip Rivers (ADP 10.02).

 

MATT RYAN

ADP 5.11 (QB5)

¿Listos para quererme linchar? Venga. El QB de los Falcons y MVP del 2016 fue líder en promedio de yardas por pase, segundo en yardas por pase y en TDs por aire. En fantasy fue el segundo mejor en toda la temporada en puntos totales y en puntos por juego. ¡¿Qué mas se puede pedir?! El problema con Ryan es similar a lo que puede suceder con Prescott, una regresión. Son números demasiado buenos como para repetirse en años consecutivos o ¿debo recordarte lo que pasó con Cam Newton de 2016 a 2017? Espero que no.

En el departamento en el que tuvo mayor mejora fue en el porcentaje de TDs, cada 7 pases que lanzaba fueron TDs, totalmente insostenible. Su marca en 2015 fue de 3.6%, demasiada diferencia.

Para mala fortuna de Ryan y de los que esperan una temporada de fantasy igual, Kyle Shanahan ya no está. Su lugar será tomado por Steve Sarkasian, quien su estilo es más enfocado en el ataque terrestre. Así que se puede esperar que los intentos de pase de Ryan disminuyan en 2017. Menos intentos, menos oportunidad de hacer puntos fantasy.

Repito, esperar números similares a los de 2016 es ser demasiado optimistas. Desde la temporada 2009 solo Aaron Rodgers (tres veces), Drew Brees (dos veces), Tom Brady y Russell Wilson han podido tener temporadas consecutivas de top 3.

Creo que el valor de Ryan estará entre el QB5 y el QB10, por lo que seleccionarlo como el quinto QB en fantasy es decidir seleccionarlo en el escenario más optimista.

MEJORES OPCIONES: Russell Wilson (ADP 7.07), Cam Newton (ADP 7.03) y quizá hasta Andrew Luck (ADP 5.07).

Así que ya saben, paciencia, eviten a estos tres QBs a su costo actual y que la fuerza los acompañe.

Escrito por Mauricio Gutiérrez

Locutor y analista de fantasy football en Playmakers Radio (TDW 1010 AM) y Plan de Juego (91.5 FM). También puedes seguirlo en su página EstadioFantasy.com

DESTACADOS