Deshaun-Watson

Predicciones 2017: La AFC Sur

Escrito por Orson Ge
agosto 3, 2017

Houstons logró ganar una disputada AFC Sur en el 2016. ¿Revalidarán título con QB novato o serán los Titans, Colts o Jaguars quienes reinen en su lugar?

Tabla de posiciones 2016

Houston                 9-7

Tennessee              9-7

Indianapolis        8-8

Jacksonville         3-13

Estamos ante una división enigmática sin protagonista certero. En 2016 los Houston Texans se encontraron en una situación privilegiada tras obtener el primer lugar de la división y vengarse de unos debilitados Oakland Raiders que meses antes los habían derrotado en el Estadio Azteca. Accedieron a la ronda divisional, donde fueron claramente derrotados por unos New England Patriots que a la postre resultaron campeones de la NFL.

Este año pinta para que los Tennessee Titans se acerquen en la tabla de posiciones a los Texans. Seguramente será una pelea cerrada. Los Indianapolis Colts siguen viendo en el retrovisor sus épocas como contendientes. Dan señas claras de un proyecto de reconstrucción. Por su parte, los Jacksonville Jaguars parecen armar una escuadra cada vez más balanceada, con áreas de oportunidad en ambos lados pero que se fortalece mucho tras cada NFL Draft.

 

Tennessee Titans

Muchos podrán ver este equipo por encima del hombro, pero el QB Marcus Mariotta estará de regreso en el emparrillado tras su fractura de pierna en la última parte de la temporada anterior. Llegará a su tercer año con la determinación no sólo de perder el peso extra que le ha aquejado durante su carrera sino de conectar con sus dos receptores favoritos: el WR Rishard Matthews y el TE Delanie Walker. Serán completados por su primera selección del NFL Draft, el WR Corey Davis de Western Michigan que fue el jugador ofensivo del año en la Conferencia Mid-American Conference con más de 5,200 yardas. Sin embargo ha tenido problemas con un tobillo y no ha podido entrenar hasta el momento. Si los Titans llegan a tener a este trio completo, amenazarán con combinarse para al menos 2,500 yardas totales.

No se puede ignorar al RB DeMarco Murray, quien dio vuelta a esta ofensiva terrestre con más de 1,200 yardas (combinadas con las más de 300 de Mariota). Convirtió al ataque por tierra de Tennessee en el tercero mejor de la NFL en 2016. También cuentan con uno de los mejores suplentes en la posición, Derrick Henry.

No se puede ignorar a una defensiva liderada con DL Jurell Casey, el mejor jugador del que nunca has oído hablar. Su extensión de contrato con 40 millones de dólares garantizados aseguran grandes resultados en la línea defensiva. También tienen al LB Avery Williamson, quien apenas entra a su cuarta temporada y registró más de 100 tacleadas la temporada anterior. El OLB Brian Orakpo fue una pesadilla para las líneas ofensivas el año pasado conmás de 10 capturas de mariscal. Al lado contrario cuentan con el OLB Derrick Morgan y en profundidad al temible FS Rashad Johnson. Ellos resuelven muchas de las carencias en la posición de CBs.

Con discreción, los Titans tienen serias aspiraciones de llevarse – ahora s í- el banderín de la AFC Sur. Mucho dependerá de cómo se comporten en los juegos divisionales, sobre todo contra los Indianapolis Colts a los que no han derrotado en la era Mariota.

Embed from Getty Images

Houston Texans

Los Texans son un equipo único. Justo cuando piensas que van a tener una campaña arrolladora, alguna lesión o evento desafortunado termina por descarrilarles el tren. Justo cuando todos los dan por descontados, de repente se meten a Playoffs e incluso ganan la ronda de comodines.

Houston tiene su mejor fortaleza en el DE J.J. Watt, quien de estar sano esta temporada regresará el espíritu aguerrido y arrollador a la defensiva de los Texans junto al también DE Jadeveon Clowney, ambos muy aquejados por las lesiones pero capaces de cerrar la puerta a cualquier ofensiva. Si el OLB Whitney Mercilius y el ILB Brian Cushing encuentran la fórmula para presionar en el momento adecuado y apoyar la cobertura en defensiva de zona, el CB Jonathan Joseph y SS Andre Hal no tendrán mucho de qué preocuparse liderando el perímetro.

A la ofensiva, no pudo haber movimiento más magistral que el de los Texans dejando ir al QB Brock Osweiler… por un nada despreciable precio en trade con los Cleveland Browns. Lo más interesante de este movimiento es que el novato QB Deshaun Watson (1ra ronda, Clemson) podría tener la oportunidad de comenzar su carrera en los controles de los Texans. Esto nuevamente vela cualquier pronóstico de los Texans; si bien Osweiler se distingue por ser aburrido y poco productivo, era administrador de juego y limitaba los errores alargando el tiempo de posesión. La lesión de clavícula del WR de segundo año Will Fuller (fuera por tiempo indefinido) abre la oportunidad a jugadores como el WR Jaelen Strong, el WR Braxton Miller, un posible “sleeper” en Wendell Williams e incluso una segunda ala cerrada – detrás de Fiedorowitz – como Ryan Griffin o Stephen Anderson. Por tierra, el RB Lamar Miller empujará la ofensiva con acarreos. Será respaldado por el corpulento novato D’Onta Foreman.

Los juegos de los Texans serán cerrados y de pocos puntos. Este equipo tendrá que aprovechar muy bien sus partidos como local y dentro de la división si quiere aspirar mejorar su temporada 2016.

 

Indianapolis Colts

Poco se puede decir de un equipo que parece ser gerenciado como una veleta, desmantelándolo lentamente y sin contrataciones destacadas. Andrew Luck regresará de una cirugía de hombro, factor que lo alejó algunos partidos en la temporada anterior y aún lo tiene sin tiempo oficial de regreso. De poco servirá tenerlo de vuelta si su línea ofensiva no responde; es liderada por un Anthony Castonzo que es efectivo pero no puede proteger solo a su QB. Los Colts fueron uno de los equipos que más QBs utilizó la temporada pasada (cuatro), sólo detrás de Cleveland que utilizó cinco.  Normal que fueran el equipo que más capturas permitió con 44.

A pesar de este escenario poco promisorio, Indianapolis fue la sexta mejor ofensiva por aire y la octava mejor en puntos anotados. Su endeble defensiva prácticamente dejó escapar más de 4 partidos. Así se explica que siete de las ocho selecciones de Draft fueron en defensa. Destacan el S Malik Hooker y el CB Quincy Wilson, quienes tendrán que adaptarse rápidamente a la velocidad de la liga profesional porque necesitan aportar de inmediato a una defensiva en la que el OLB Eric Walden parece operar solo.

El elemento de la experiencia está en manos del RB Frank Gore y Robert Turbin mientras que la juventud corre por cuenta del RB Marlon Mack. Por aire, el WR T.Y. Hilton acumulará yardas a granel. Detrás tendrá al WR Donte Moncrief, un prospecto físico como pocas al que las lesiones han limitado en temporadas recientes. Por el puesto de WR 3 compiten Chester Rogers, Kamar Aiken (ex de Baltimore) y Philip Dorsett, la primera ronda del 2015 que ha valido lo que pagaron por él.

 

Jacksonville Jaguars

La última vez que Jacksonville tuvo un corredor de más de 1000 yardas fue en el 2011 gracias a Maurice Jones-Drew. Mucha gente en Florida espera que el RB Leonard Fournette (1ra ronda, Louisiana) rompa esa maldición.

Fournette viene a completar un cuadro de altibajos, con un QB Blake Bortles en los controles que comienza a conectar fuertemente con su WR favorito, Allen Robinson y el también receptor Marqise Lee. Si estos dos jóvenes continúan trabajando juntos – y si Allen Hurns se recupera de sus lesiones – tenemos potencial para que se cocine una de las ofensivas más peligrosas de la NFL. Jacksonville no destacó en ningún aspecto ofensivo durante 2016. Sin embargo no se debe ignorar que 5 de sus 6 receptores rebasaron las 5 yardas por recepción. Más que los WRs, sin embargo, es Blake Bortles quien debe elevar su nivel de juego y limitar las intercepciones.

El OLB Telvin Smith, el DT Malik Jackson y el DT Abry Jones lideran la frontal de esta defensiva. El gigante Calais Campbell 6’8’’ fue considerado por Conor Orr de Around the NFL como el mejor defensivo en el equipo. El CB Jalen Ramsey fue serio candidato a novato del año en el 2016, pues fue utilizado por todo el campo y rindió a excelente nivel; controló a T.Y. Hilton, a Emmanuel Sanders y a Demaryus Thomas sin mayor problema. Los jóvenes “pass rushers” Dante Fowler Jr. y Yannick Ngakoue tendrán carriles para capturar a mariscales de campo. Incluso Myles Jack jugará de linebacker central, cumplirá apenas 22 años y estará plenamente recuperado de su lesión grave de rodilla. Fueron la sexta mejor defensiva en yardas admitidas pero una de las peores en cuanto a puntos recibidos (gracias Blake “Intercepciones” Bortles). Contrasta mucho el gran nivel de esta defensiva con su ofensiva.

 

Predicción

Houston                 10-6 (z) líder de la división, juega comodines

Tennessee              9-7

Indianapolis         5-11

Jacksonville         4-12

Orson Ge

Escrito por Orson Ge

Colaborador de Playmakers Radio sobre la AFC Norte. No encontrarán aficionado más dedicado a los Cincinnati Bengals. También escribe en su blog Emparrillado.mx

DESTACADOS